¿POR QUÉ PREPARARSE EL EIR?

Sin duda, el examen EIR es una de las pruebas más exigentes dentro de las oposiciones para sanitarios. No obstante, tras superar la prueba, el/la enfermero/a generalista obtiene numerosos privilegios y ventajas en diferentes niveles.

A nivel laboral, el/la enfermero/a generalista:

  • Puede elegir la especialidad y la unidad docente acreditada, en función de la nota y la demanda de profesionales en el centro.
  • Accede a un periodo de formación especializada de dos años, en la Unidad Docente que haya elegido en función de la nota.
  • El Enfermero Interno Residente tendrá un contrato de trabajo laboral, con una remuneración fija (sueldo base y retribuciones complementarias)
  • Obtendrá conocimientos, habilidades y actitudes sobre la especialidad elegida, asumiendo responsabilidades progresivamente.

A nivel personal, el momento en el que los/las aspirantes consiguen plazas es uno de los más satisfactorios de sus vidas. Adquieren capacidades que les acompañaran siempre, como el valor del esfuerzo, la constancia y la capacidad de superación, fruto de la exigencia de esta oposición.

¿NECESITAS MÁS INFORMACIÓN? ¡Te llamamos!

Déjanos tus datos y te llamamos lo antes posible.

Si lo prefieres también nos puedes llamar al

911-921-009

X