¿Acabas de graduarte en Enfermería? Los 3 primeros consejos para comenzar tu vida profesional, por Raúl Lozano

0
277

En este post encontrarás las tres primeras reflexiones que debes hacerte si ya estás en posesión de tu título de Graduado en Enfermería

Es maravilloso alcanzar la meta, presentar el TFG y graduarte. Tu trabajo te habrá costado, y sin duda te lo mereces. Ya dispones del título; hay que ponerse a planificar tu desarrollo laboral y académico postgrado.

Consejo número 1: No dejes escapar los contratos de verano

En estas fechas es fácil encontrarte en la situación en la que, si no has recibido ya alguna oferta laboral, te comiencen a llegar en breve a través de múltiples vías. Esto es estupendo, porque seguro que lo que más estás deseando es comenzar a trabajar y a “hacer manos”. Sin duda, ahora llega la oportunidad de comenzar tu práctica asistencial y hacerte un excelente profesional.

Por eso, no dejes escapar los contratos de verano, las suplencias que tendrás que cubrir son tu primera experiencia como enfermero contratado y va a ser maravilloso.

Consejo número 2:  No olvides que se acaba el verano

Tras un verano en el que aprenderás muchísimo en los distintos donde te hayan contratado, llegará septiembre u octubre, y es posible (¡ojalá me equivoque!) que se te acabe el contrato de suplencia por vacaciones de verano y te encuentres en esa incómoda situación de tener que hacer una búsqueda activa y continuada de empleo.

Y, ¿Qué tal si, en lo que encuentras trabajo o te vuelven a llamar, vas asegurando tu futuro?

Antes de que finalice el contrato de verano, comienza poco a poco, a ratitos, a prepararte el EIR. No dejes pasar la oportunidad de asegurar un crecimiento académico como enfermero/a especialista y por qué no, si se complican las cosas, te vas asegurando un contrato laboral de dos años que comenzará en el segundo trimestre del año que viene.

 En definitiva, yo no lo dudaría (y no lo dudé cuando estuve en tu misma situación). Comienza a trabajar y a prepararte el EIR a la vez. Olvídate de los miedos que pretendan inculcar por ahí. Se puede conseguir el EIR trabajando a la vez, si el seguimiento y la planificación es la correcta.