Las principales diferencias entre las academias y los preparadores personales para el examen EIR

0
543

Esta semana, nuestro preparador Raúl Lozano nos recuerda que hay mucha confusión entre las distintas alternativas para prepararse el EIR.

En algunas ocasiones, las enfermeras se han presentado al examen EIR, e incluso a otras oposiciones, sin conseguir su objetivo. Y han ido repitiendo el proceso de su preparación, año tras año, apuntándose a una o a varias academias.

El caso es que terminan frustradas por no conseguir su tan deseada plaza y, lo peor, no entienden que puede estar pasando ni que es lo ha fallado en su examen.

Otra de las situaciones más frecuentes se da en los casos de enfermeras que, a parte de trabajar, son madres y encuentran muy difícil sacar un hueco para poder estudiar cada día. A veces prueban suerte apuntándose a algún curso a distancia, pero comprueban que la organización y planificación del estudio tienen que hacerlo ellas, y no es nada fácil.

¿Qué es un preparador personal?

El preparador personal es un enfermero o enfermera con la especialidad vía EIR y con capacitación docente y en salud mental para prepararte y entrenarte en tu camino.

El preparador te supervisa permanentemente, con evaluaciones y simulacros todas las semanas evaluados y analizados por él, y con tutorías particulares al menos cada 15 días.

¿Cuáles son las principales diferencias con una academia?

  1. A la hora de empezar con una academia, tienes que ir a clase y acogerte a un horario cerrado y determinado cada semana: ¡primer error! Quizás este es el punto más desconocido por las enfermeras que se van a enfrentar al EIR. Es importante tener claro algo: Para sacar el EIR no se necesitan clases presenciales.
  • El preparador evalúa tu nivel de forma individual y te va indicando qué clases necesitas y cuales no, o si alguna puede posponerse. Las videoclases en paquetes o “píldoras” es una buena alternativa, ya que la enfermera visualiza aquellas clases o partes temáticas que le interesan, bien por tratarse de temas que llevan peor, bien para evitar perder horas y horas con exposiciones que quizás ya controla.
  1. En la academia te dan un manual y te lo llevas a casa a estudiar: ¡segundo error! ¿Quién va a indicarte, de forma particular, como debes estudiar Tú ese manual?
  • El preparador, atendiendo a tu tiempo de estudio y a tu nivel de conocimiento, te va planificando el avance del material, empezando por supuesto por lo más importante (no tiene porque ser la primera página de un tema) y avanzando por prioridades.
  • Cada semana, según el logro conseguido, avanzarás hacia otro tema, otra asignatura o repasarás algún tema ya estudiado que se va olvidando.
  1. Y aquí llega lo más delicado; el curso es largo, y puede suceder que se te empiecen a complicar algunas semanas de estudio, que te vayas retrasando, o que se te vaya acumulando material. ¿Cómo manejar esto? Sin duda, en el EIR es indispensable el seguimiento personal.
  • Las tutorías personales, presenciales o por videoconferencia con el preparador permiten analizar cómo estás estudiando, si estás haciendo algo mal, como estás gestionando el tiempo. Permite reelaborar calendarios y estructurar tu rutina.
  • Y sobre todo, permite mantener tu motivación y tu actitud de logro hacia el EIR.

Porque, ¿no estás para perder el tiempo, ¿verdad?

Si estás interesado/a en preparar tu oposición EIR con preparadores personales, puedes contactar con uno de nuestros preparadores estrella, Raúl Lozano, haciendo clic en el icono de whatsapp de abajo a la derecha de esta página. 

 

Si lo prefieres también nos puedes llamar al

911-921-009